Tag Archives: Visitas de Colegios.

26 Mayo 2016

Visita del Colegio Santa María del Valle.

Hoy vamos a compartir con vosotros una experiencia que hemos tenido en el Huerto del Castillo. Dejó en nosotros un recuerdo muy grato pero especialmente nos enseñó detalles nuevos sobre el aprendizaje en naturaleza.

Recibimos la visita de el colegio Santa María del Valle, un centro ubicado en plena almendra capitalina. Esta particularidad era muy especial para nosotros, nos permitiría aprender algo más sobre las sensaciones de los escolares en un ambiente completamente diferente al que están acostumbrados en su día a día.

Pero además existía un matiz todavía más significativo, era la primera vez que recibíamos a un colegio en el que las aulas estaban compuestas de alumnos de diferentes cursos, de tal manera, que en esta ocasión nuestros pequeños estudiantes pertenecían a 2º,3º,4º,5º y 6º de primaria. Todos a una….

Después de una semana un tanto turbulenta en cuanto al tiempo se refiere el día decidió concedernos una tregua, algo que todos agradecimos pues nos permitió trabajar con buen ánimo. No podemos ocultar que un cosquilleo nos recorría el cuerpo, nunca habíamos estado ante este reto y queríamos hacerlo bien. Pronto nuestras dudas se disiparon, la predisposición de los niños, su afán por colaborar y ayudarse unos a otros y los consejos dados por sus profesores nos ayudaron a completar todos los talleres tal y como habíamos deseado.

Las actividades fueron variadas pero si tenemos que destacar algunas sin duda, elegimos dos. La primera fue una pequeña plantación que tuvieron que hacer en equipos, tenían que decantarse por algún tipo de semilla que fueran capaces de seguir cuidando y vigilando una vez volvieran a sus rutinas escolares. En este taller pudieron tener a mano futuros tomates, zanahorias, rabanitos, lechugas, calabazas…y ¡sorpresa! todo les apetecía….ahí encontraron un pequeño escollo ¿ cómo decidir cuándo todo me apetece? al final y tras algunas indicaciones primaron los factores de sencillez y vistosidad y los ganadores fueron los tomates, las calabazas y las judías.

Semillas plantadas y trasplantes de judía ,tomate y calabazas

Semillas plantadas y trasplantes de judía ,tomate y calabazas

Fáciles de cuidar y muy, muy agradecidas en su producción. Vamos a seguir en contacto con los profesores para ver como van esas plantitas…

Rastrillando el Huerto

Rastrillando el Huerto

La segunda actividad que destacamos fue la Gymkana, la prueba estrella, de hecho a todos los coles que vienen es la que más les gusta. Queríamos ver como se comportaban teniendo que colaborar entre ellos siendo niños de diferentes edades. En otras ocasiones adaptamos los requisitos a las edades del grupo, pero en este caso, eso era realmente complicado al ser tan heterogéneo.

El resultado ¡sorprendente! no solamente consiguieron completar todas las pruebas ( todas y cada una eran un repaso de lo que habían visto en los talleres) mostrando con ello un alto nivel de comprensión de la información y claridad a la hora de ponerlo en práctica, sino que además se organizaron respetando a cada uno de los miembros, con independencia de su edad. Nos llamó mucho la atención la eficacia con la que finalizaron uno de los objetivos: Hacer un huerto.

 

Buscando pistas.

Buscando pistas.

Gymkana

Gymkana

No es nada fácil, especialmente para niños de tan corta edad, nosotros habíamos explicado previamente como distribuir los cultivos, como emplear adecuadamente las herramientas, como elegir el lugar…pero luego hay que verlo en la práctica, ponerse a trabajar utilizando conceptos matemáticos, distribuir tareas, cavar sin desviarse de una técnica precisa, ocupar con orden los espacios…sin embargo, ellos lo consiguieron y la felicidad que mostraron en el desarrollo de esta prueba supuso para ellos un refuerzo definitivo a todo lo que habían trabajado durante la mañana y de una manera muy significativa, un empujoncito a su seguridad y autoestima, tan importantes en el día a día de un estudiante.

Haciendo el bancal del Huerto

Haciendo el bancal del Huerto

Para nosotros significó un estímulo importante confirmar lo que ya habíamos verificado en la universidad con alumnos de más edad y es que, motivados, pueden conseguir lo que se propongan.

 

 

En el castillo.

En el castillo.

Nos pusieron un 10

Etiquetas:

Deja un comentario

16 Noviembre 2015

Colegio Alfonso XII de San Lorenzo de el Escorial.Primera Experiencia.

¿ Cómo hablan las piedras?

¿ Cómo hablan las piedras?

¡Este jueves hemos tenido nuestra primera experiencia con alumnos en el Huerto del Castillo! Niñas y niños del colegio Alfonso XII de San Lorenzo de el Escorial, pertenecientes al tercer curso de Primaria, han disfrutado de una jornada con nosotros.
La mañana comenzó radiante, el sol decidió acompañarnos con una intensidad ígnea augurando un día de plena satisfacción.

La llegada de los alumnos nos confirmó nuestras esperanzas más positivas, alegres, dinámicos, expectantes por lo que iban a descubrir tras las puertas que se entornaban ante ellos….realmente, su ilusión se nos contagió de forma inmediata y desde que cruzaron el umbral de nuestro jardín, la sonrisa no se borró de la cara de ninguno de los integrantes del equipo del Huerto del Castillo en todo el día.

Recogiendo tierra para plantar semillas de tomate.

Recogiendo tierra para plantar semillas de tomate

Tuvimos la fortuna de poder contar con un gran número de estudiantes, cincuenta y tres en total, lo que facilitó el que pudiéramos dividirlos en varios grupos de trabajo y explorar de manera consecutiva diferentes desarrollos de actividades.

La jornada con ellos comenzó con la puesta en escena de tres talleres en los que los alumnos pudieron recorrer, experimentando, un pedacito de nuestra historia por medio de las piedras que nos rodean, aprendieron a reconocer texturas y olores de la flora autóctona de este paraíso en el que vivimos y que se despliega en las estribaciones de las Machotas dentro de una zona de especial protección, Zona Z.E.P.A. 56, y entendieron que la comida no aparece en los supermercados misteriosamente, sino que obedece a un proceso de cultivo que exige nuestra máxima atención y responsabilidad para que culmine de manera efectiva.

Preparación del terreno.

Preparación del terreno.

En este último taller, conocieron y pusieron en práctica las técnicas básicas de preparación de un terreno para ser cultivado, teniendo siempre como espejo, un pequeño huerto en activo, en el que pudieron apreciar las diferencias entre varios tipos de hortalizas.

Niños sembrando tomates.

Niños sembrando tomates.

El día finalizó con una gymkana en la que los niños, organizados por equipos, tuvieron que diseñar estrategias de conjunto para poder alcanzar los objetivos propuestos. Fue sin duda la prueba más divertida y la más complicada, las personalidades infantiles gozan de la libertad necesaria para poder expresarse sin tener que recurrir a artificios del lenguaje para ocultar sus emociones y por ese motivo, asistimos a verdaderos debates abiertos sobre los modos a elegir para determinar los líderes de cada equipo, la metodología de trabajo, prioridad en la elección de las pruebas, organización de la información, etc…

Preparando la Gymkana

Preparando la Gymkana

En fin, una experiencia intensa y gratificante para ellos y para nosotros. Una vez concluida la gymkana, elegimos un ganador, el único equipo que consiguió completar todas las pruebas. Un grupo de alumnas que recibieron como premio una fotografía en las almenas del Castillo.
No pudieron ocultar su alegría y su emoción por la victoria conseguida y por su premio, de hecho, no había quien las hiciera bajar de las torres….
Concluimos con una foto de grupo que a tenor de las palabras volcadas por los chavales sobre lo que habían sentido ese día, sonaba a un ¡Hasta luego! Y no como una despedida.

Fotode grupo

Foto de grupo

Nosotros disfrutamos, si, pero por encima de todo alcanzamos el convencimiento de que nuestro proyecto educativo es necesario, como herramienta de apoyo docente, como catalizador de emociones y como instrumento para desarrollar y potenciar competencias en estudiantes que son personas en formación, en pleno proceso de creación de su identidad.

Con la propuesta de El Huerto del Castillo, hemos hecho nuestra pequeña contribución a esta labor, estimulando, esperamos y deseamos, la curiosidad de estos pequeños por lo que son y esperan llegar a ser, por este mundo hermoso que nos rodea y que cada día tiene algo que contarnos.

Etiquetas:

Deja un comentario