26 Mayo 2016

Colegio Felipe II de El Escorial.

Todo es igual pero todo es diferente, podría parecer que compartir un día con escolares de una misma edad podría convertirse en un patrón repetitivo, nada más lejos de la realidad….

La semana pasada nos visitó el colegio Felipe II de El Escorial. Todos alumnos de 1º de primaria, pero como eran muchos niños y nuestros talleres tienen objetivos concretos y personalizados, decidimos que era mejor repartirlos en tres grupos y en tres días diferentes.

Foto grupo 3

Primero A

Foto Grupo 2

Primero C

Foto del Grupo

Primero B

Como os decíamos todo es diferente….

Cada clase nos aportó un matiz, un recuerdo que saborear y del que sacar conclusiones. Primero tuvimos que hablar con los profesores responsables de cada grupo para intentar adaptar los talleres a las dinámicas de los alumnos.

Para nosotros resultaba muy interesante que los niños interactuaran con continuidad, no podemos olvidar que eran alumnos de 1º y el recurso de la práctica y el juego resulta inigualable a la hora de poder centrar objetivos de aprendizaje y obtener resultados.

Nos llamó la atención el relativo orden con el que se movían, preguntaban y….se sorprendían de una exigencia que pusimos en común para todas las clases: ¡ensuciarse un poquito!

Plantando semillas

Plantando semillas y preparando la tierra.

Plantando semillas y realizando el trasplante de un tomate.

Trasplantando el Tomate.

Es curioso pero a los niños les costaba entender que podían y debían ¡mancharse las manos! para poder finalizar las actividades, tened en cuenta que llevaron a cabo siembras, reconocimiento de plantas en el huerto ( hay que arrodillarse…), plantaciones, trasplantes….la ayuda de los profesores, como siempre, resultó fundamental para que se olvidaran por un rato de sus normas relativas a la limpieza y se lanzaran a experimentar sin ataduras.

Este detalle nos hizo reflexionar sobre la importancia de que un proyecto como el nuestro, seguimos pensando que somos el complemento ideal para los docentes. Enseñar a los alumnos a oler, tocar, sentir, escuchar en un espacio compartido y que quiere ser explorado es una palanca más en el camino de las personas que serán.

Las gymkanas fueron diferentes para todos ellos, pero siempre perseguimos los mismos objetivos, que se sientan parte de un grupo, que colaboren, que se organicen, que asuman roles diferentes a los cotidianos.

Niña cumplimentando la sopa de letras.

Cumplimentando la sopa de letras.

Preparando Gymkana

Preparando Gymkana

Trabajando en la mesa.

Inventando una adivinanza.

Leemos las pruebas de la Gymkana

Leyendo las pruebas de la Gymkana

Casi de manera habitual es en el proceso de retroalimentación que tenemos al final de cada gymkana cuando los alumnos entienden el porqué no han conseguido finalizar las pruebas. Nosotros insistimos en pensar con ellos en ausencia de competitividad, no es una cuestión de ganar, compartimos, colaboramos, respetamos y nos organizamos ¿hemos sido capaces? ahí aportamos nosotros nuestras conclusiones y los alentamos a reforzar o no determinadas actitudes.

Siempre es agradecido por ellos este tiempo dedicado al diálogo y la puesta en común de lo que pensamos.

Decía que el objetivo no es ganar, sino completar las pruebas pues todos tienen el mismo premio, el más anhelado desde que cruzan la entrada al Huerto: Visitar y hacerse una foto en le Castillo.

Sin lugar a dudas, si tuviéramos que hacer un resumen del momento en el que sin excepción todos y cada uno de los niños que nos han visitado han esbozado una gran sonrisa, sin distinciones, profesores incluidos, ésta ha sido la visita al Castillo.

En el castillo

En el castillo

Foto arriba del Castillo.

En la cima del Castillo.

Subiendo al castillo

Esperando impacientes a subir al Castillo.

En el descanso

En el recreo.

En fin, nosotros vamos a seguir trabajando para que todo sea igual pero diferente…

Deja un comentario

26 Mayo 2016

Visita del Colegio Santa María del Valle.

Hoy vamos a compartir con vosotros una experiencia que hemos tenido en el Huerto del Castillo. Dejó en nosotros un recuerdo muy grato pero especialmente nos enseñó detalles nuevos sobre el aprendizaje en naturaleza.

Recibimos la visita de el colegio Santa María del Valle, un centro ubicado en plena almendra capitalina. Esta particularidad era muy especial para nosotros, nos permitiría aprender algo más sobre las sensaciones de los escolares en un ambiente completamente diferente al que están acostumbrados en su día a día.

Pero además existía un matiz todavía más significativo, era la primera vez que recibíamos a un colegio en el que las aulas estaban compuestas de alumnos de diferentes cursos, de tal manera, que en esta ocasión nuestros pequeños estudiantes pertenecían a 2º,3º,4º,5º y 6º de primaria. Todos a una….

Después de una semana un tanto turbulenta en cuanto al tiempo se refiere el día decidió concedernos una tregua, algo que todos agradecimos pues nos permitió trabajar con buen ánimo. No podemos ocultar que un cosquilleo nos recorría el cuerpo, nunca habíamos estado ante este reto y queríamos hacerlo bien. Pronto nuestras dudas se disiparon, la predisposición de los niños, su afán por colaborar y ayudarse unos a otros y los consejos dados por sus profesores nos ayudaron a completar todos los talleres tal y como habíamos deseado.

Las actividades fueron variadas pero si tenemos que destacar algunas sin duda, elegimos dos. La primera fue una pequeña plantación que tuvieron que hacer en equipos, tenían que decantarse por algún tipo de semilla que fueran capaces de seguir cuidando y vigilando una vez volvieran a sus rutinas escolares. En este taller pudieron tener a mano futuros tomates, zanahorias, rabanitos, lechugas, calabazas…y ¡sorpresa! todo les apetecía….ahí encontraron un pequeño escollo ¿ cómo decidir cuándo todo me apetece? al final y tras algunas indicaciones primaron los factores de sencillez y vistosidad y los ganadores fueron los tomates, las calabazas y las judías.

Semillas plantadas y trasplantes de judía ,tomate y calabazas

Semillas plantadas y trasplantes de judía ,tomate y calabazas

Fáciles de cuidar y muy, muy agradecidas en su producción. Vamos a seguir en contacto con los profesores para ver como van esas plantitas…

Rastrillando el Huerto

Rastrillando el Huerto

La segunda actividad que destacamos fue la Gymkana, la prueba estrella, de hecho a todos los coles que vienen es la que más les gusta. Queríamos ver como se comportaban teniendo que colaborar entre ellos siendo niños de diferentes edades. En otras ocasiones adaptamos los requisitos a las edades del grupo, pero en este caso, eso era realmente complicado al ser tan heterogéneo.

El resultado ¡sorprendente! no solamente consiguieron completar todas las pruebas ( todas y cada una eran un repaso de lo que habían visto en los talleres) mostrando con ello un alto nivel de comprensión de la información y claridad a la hora de ponerlo en práctica, sino que además se organizaron respetando a cada uno de los miembros, con independencia de su edad. Nos llamó mucho la atención la eficacia con la que finalizaron uno de los objetivos: Hacer un huerto.

 

Buscando pistas.

Buscando pistas.

Gymkana

Gymkana

No es nada fácil, especialmente para niños de tan corta edad, nosotros habíamos explicado previamente como distribuir los cultivos, como emplear adecuadamente las herramientas, como elegir el lugar…pero luego hay que verlo en la práctica, ponerse a trabajar utilizando conceptos matemáticos, distribuir tareas, cavar sin desviarse de una técnica precisa, ocupar con orden los espacios…sin embargo, ellos lo consiguieron y la felicidad que mostraron en el desarrollo de esta prueba supuso para ellos un refuerzo definitivo a todo lo que habían trabajado durante la mañana y de una manera muy significativa, un empujoncito a su seguridad y autoestima, tan importantes en el día a día de un estudiante.

Haciendo el bancal del Huerto

Haciendo el bancal del Huerto

Para nosotros significó un estímulo importante confirmar lo que ya habíamos verificado en la universidad con alumnos de más edad y es que, motivados, pueden conseguir lo que se propongan.

 

 

En el castillo.

En el castillo.

Nos pusieron un 10

Etiquetas:

Deja un comentario

15 Abril 2016

Como hacer un huerto en 10 sencillos pasos. Taller de Primavera de El Huerto del Castillo.

 

 SENSIBILIDAD MEDIOAMBIENTAL PARTIENDO  DEL  HUERTO ECOLÓGICO. 

Taller del Huerto

Pincha aquí para ver un vídeo del Taller del Huerto

Estamos situados en un contexto social complejo, la crisis económica y la ambiental se postulan como principales síntomas de una sociedad que comienza a entender que no puede eximirse de sus responsabilidades y debe empezar a implicarse y comprometerse con las decisiones que afectan a su día a día con intensidad y compromiso.

Nuestra perspectiva como educadores es muy sincera, estamos convencidos de que el papel que debe desempeñar la comunidad educativa en la formación de personas, de ciudadanos con capacidad clara y crítica para evaluar lo que acontece a su alrededor es fundamental.

El Huerto del Castillo pretende ser una herramienta educativa complementaria para colegios y padres en la ardua tarea que tienen que afrontar cada día en la educación de sus hijos y escolares inmersos en un entorno alimentado por la hiperestimulación de los sentidos.

Nuestro proyecto nace al amparo de un deseo: el poder enseñar a los niños que más allá de lo instantáneo existe todo un camino de experimentación y trabajo en la formación y aprendizaje de cada uno, proceso a que largo plazo constituirá, sin duda, la piedra angular sobre la que se erigirán los adultos del mañana.

El Huerto del Castillo

El Huerto del Castillo

Los niños de hoy, especialmente a los que viven en una gran ciudad, carecen de la posibilidad de manipular y explorar por su cuenta. De ahí que la actividad pedagógica entorno al huerto escolar,didáctico, hace de éste un lugar en el que los alumnos pueden conocer de manera práctica las distintas tareas que han de realizarse para obtener los frutos que nacen de la tierra y valorar y respetar la naturaleza y pensar de una manera ecológica, esto es, sintiéndose pieza vital de un todo.

Disponer y trabajar de forma sistemática con un recurso educativo como es el huerto escolar, aumenta la sensibilidad de los alumnos hacia cuestiones medioambientales como son la escasez de los recursos naturales; la importancia de una gestión y explotación de los mismos, basada en criterios de racionalidad, responsabilidad y sostenibilidad; y la estrecha interdependencia entre los distintos entornos y ámbitos en los que vivimos. Fundamental para una educación ambiental enfocada a la resolución de problemas y dirigida al desarrollo sostenible, y es que a escala reducida el huerto escolar constituye un modelo de organización y de relaciones entre el ser humano y la naturaleza.

EL HUERTO ARADO.

EL HUERTO ARADO.

El huerto escolar es una herramienta valiosa para mejorar la educación medioambiental, mejorar la calidad de la nutrición y la formación de los niños, así como para trabajar de forma globalizada los contenidos de todas las áreas curriculares.

Estas dos semanas vamos a ir presentando en nuestro blog varias experiencias que desarrollamos en nuestro espacio y que se enmarcan en nuestra filosofía educativa:

COMO HACER UN HUERTO EN DIEZ SENCILLOS PASOS.
La primera jornada vamos a desarrollar una actividad de implicación con el entorno en el que se potencien paralelamente al trabajo de campo competencias básicas para el estudiante. Nuestro objetivo, será aplicar a casos prácticos los conocimientos adquiridos en clase por los alumnos.
Interrelacionamos áreas curriculares y fomentamos actitudes cooperativas a través de las labores del huerto.
Vamos a trabajar competencias básicas como la habilidad lingüística, la matemática , la interacción con el medio físico, la cultural y artística.
Es un ejemplo de lo que hacemos día a día en nuestra Escuela de Naturaleza y Filosofía.

Hoy os enseñaremos a hacer un huerto en diez sencillos pasos:

Estiércol de Caballo.

Estiércol de Caballo.

1. Trabajamos la tierra para hacerla fértil, abonamos con estiércol de caballo. En esta fase explicamos a los niños la importancia de enriquecer el suelo en aras de mejorar

MOTOCULTOR ARANDO.

MOTOCULTOR ARANDO.

el crecimiento y enraizamiento de las plantas. No todos los suelos poseen el mismo nivel de acidez( Ph), ni la misma cantidad de nitrógeno. En estos años, hemos comprobado que el estiércol de caballo es el que menos impacto produce sobre la composición de la tierra, ayudando a oxigenar y acolchar los estratos sin romperlos o fragmentarlos.

2. Removemos y mezclamos con una motoazada o una azada. El uso de las herramientas está condicionado por la superficie a trabajar, si tenemos mucho terreno lo aconsejable será emplear maquinaria que facilite nuestra labor. También depende del tipo de cultivo que vayamos a preparar y por supuesto, de la dureza del suelo. Una vez removido debemos dejar reposar el suelo unas semanas. Nuestro consejo es poder llevarlo a cabo en época de lluvias.

SEMILLERO DE CALABAZAS

SEMILLERO DE CALABAZAS

3. Una vez que hemos abonado debemos empezar a preparar algunos semilleros. No es necesario hacer un gran desembolso, por el contrario, os sorprenderíais de la cantidad de materiales y productos que desechamos y que nos pueden ser muy útiles. Por ejemplo, podemos emplear hueveras o cajones de fruta para plantar las primeras semillas. Un consejo, hay que elegir muy bien las plantas en función del clima, no todos los tomates son aptos para el lugar en el que vives, el grado de humedad y de exposición solar influye mucho. Nuestro consejo es que pruebes con semillas extraídas de tomates de consumo propio y si esto no funciona, acudas a un vivero de tu zona, seguramente encontrarás plantas aclimatadas.

4. Cuando las semillas han germinado ( y veréis que en calabazas o tomates es muy rápido) y adquirido consistencia, están preparadas para ser trasladadas a la tierra.

Diseñando la Huerta

Diseñando la Huerta

Semillas tomate

Semillas tomate

5. Ya estamos preparados para diseñar la huerta. Nosotros os aconsejamos que hagáis un boceto a lápiz de la disposición del cultivo, luego resultará mucho más sencillo a la realidad. Cuidado con las medidas, en ocasiones nos dejamos llevar por la euforia producida por la productividad de nuestros semilleros y optamos por colocar todas las plantas que nos han germinado. Nosotros optamos por ser cuidadosos en este sentido, es preferible sembrar de manera cíclica ( por ejemplo con las lechugas) y mantener las distancias adecuadas entre cada plantón para poder entutorarlas adecuadamente, rebajarlas, etc…

6. En el diseño debemos elegir si optaremos por cultivo en bancal, en caballón, plano, tipo de riego, por goteo, a manta…en el ejemplo que trabajamos en El Huerto del Castillo, nos decantamos por una fórmula mixta, preparamos unos caballazos con poca elevación y amplios surcos que nos permitan trabajar con sencillez en nuestro cultivo, pero como queremos ser eficaces y responsables con el consumo de agua, instalamos un riego por goteo. El surco nos ayuda en el movimiento en la huerta y nos ofrece una alternativa de riego si hubiera plantas con una necesidad hídrica especial.

7. Una vez hechos los bancales y preparado el riego, comenzamos a plantar, hacemos pequeños agujeros ayudándonos de un plantador, con mucho cuidado extraemos la planta del semillero y apelmazamos la tierra alrededor,para que asiente y filtre bien el agua.

Invernadero

Invernadero

8. Finalizada la siembra y plantación, probamos el riego para garantizar que no haya pérdidas.
9. Procedemos a cubrir las plantas más delicadas con plástico de invernadero para protegerlas de heladas tardías.
10. A partir de ahora necesitaremos cuidarlas, eliminando malas hierbas y entutorándolas para que puedan crecer con fuerza y saludables.

Plantas a asembrar

Calabacines y lechugas

Este primer caso se complementa con otras acciones educativas que refuerzan especialmente la autoestima del estudiante y estimulan un proceso de aprendizaje autónomo y significativo. En la siguiente entrada hablaremos de la importancia del trabajo específico de una filosofía de emprendimiento en la educación ecológica.

Rabanillos

Rabanillos

Mini calabazas.

Mini calabazas.

Habas

Habas

Escarolas

Escarolas

Etiquetas:

Deja un comentario

16 Noviembre 2015

Colegio Alfonso XII de San Lorenzo de el Escorial.Primera Experiencia.

¿ Cómo hablan las piedras?

¿ Cómo hablan las piedras?

¡Este jueves hemos tenido nuestra primera experiencia con alumnos en el Huerto del Castillo! Niñas y niños del colegio Alfonso XII de San Lorenzo de el Escorial, pertenecientes al tercer curso de Primaria, han disfrutado de una jornada con nosotros.
La mañana comenzó radiante, el sol decidió acompañarnos con una intensidad ígnea augurando un día de plena satisfacción.

La llegada de los alumnos nos confirmó nuestras esperanzas más positivas, alegres, dinámicos, expectantes por lo que iban a descubrir tras las puertas que se entornaban ante ellos….realmente, su ilusión se nos contagió de forma inmediata y desde que cruzaron el umbral de nuestro jardín, la sonrisa no se borró de la cara de ninguno de los integrantes del equipo del Huerto del Castillo en todo el día.

Recogiendo tierra para plantar semillas de tomate.

Recogiendo tierra para plantar semillas de tomate

Tuvimos la fortuna de poder contar con un gran número de estudiantes, cincuenta y tres en total, lo que facilitó el que pudiéramos dividirlos en varios grupos de trabajo y explorar de manera consecutiva diferentes desarrollos de actividades.

La jornada con ellos comenzó con la puesta en escena de tres talleres en los que los alumnos pudieron recorrer, experimentando, un pedacito de nuestra historia por medio de las piedras que nos rodean, aprendieron a reconocer texturas y olores de la flora autóctona de este paraíso en el que vivimos y que se despliega en las estribaciones de las Machotas dentro de una zona de especial protección, Zona Z.E.P.A. 56, y entendieron que la comida no aparece en los supermercados misteriosamente, sino que obedece a un proceso de cultivo que exige nuestra máxima atención y responsabilidad para que culmine de manera efectiva.

Preparación del terreno.

Preparación del terreno.

En este último taller, conocieron y pusieron en práctica las técnicas básicas de preparación de un terreno para ser cultivado, teniendo siempre como espejo, un pequeño huerto en activo, en el que pudieron apreciar las diferencias entre varios tipos de hortalizas.

Niños sembrando tomates.

Niños sembrando tomates.

El día finalizó con una gymkana en la que los niños, organizados por equipos, tuvieron que diseñar estrategias de conjunto para poder alcanzar los objetivos propuestos. Fue sin duda la prueba más divertida y la más complicada, las personalidades infantiles gozan de la libertad necesaria para poder expresarse sin tener que recurrir a artificios del lenguaje para ocultar sus emociones y por ese motivo, asistimos a verdaderos debates abiertos sobre los modos a elegir para determinar los líderes de cada equipo, la metodología de trabajo, prioridad en la elección de las pruebas, organización de la información, etc…

Preparando la Gymkana

Preparando la Gymkana

En fin, una experiencia intensa y gratificante para ellos y para nosotros. Una vez concluida la gymkana, elegimos un ganador, el único equipo que consiguió completar todas las pruebas. Un grupo de alumnas que recibieron como premio una fotografía en las almenas del Castillo.
No pudieron ocultar su alegría y su emoción por la victoria conseguida y por su premio, de hecho, no había quien las hiciera bajar de las torres….
Concluimos con una foto de grupo que a tenor de las palabras volcadas por los chavales sobre lo que habían sentido ese día, sonaba a un ¡Hasta luego! Y no como una despedida.

Fotode grupo

Foto de grupo

Nosotros disfrutamos, si, pero por encima de todo alcanzamos el convencimiento de que nuestro proyecto educativo es necesario, como herramienta de apoyo docente, como catalizador de emociones y como instrumento para desarrollar y potenciar competencias en estudiantes que son personas en formación, en pleno proceso de creación de su identidad.

Con la propuesta de El Huerto del Castillo, hemos hecho nuestra pequeña contribución a esta labor, estimulando, esperamos y deseamos, la curiosidad de estos pequeños por lo que son y esperan llegar a ser, por este mundo hermoso que nos rodea y que cada día tiene algo que contarnos.

Etiquetas:

Deja un comentario

4 Octubre 2015

El origen del Huerto del Castillo. Entrevista realizada por Yolanda López . Fundadora de Emprende en verde.

Ofelia Giquel .Ángel Gutiérrez. Foto de Yolanda López

Ofelia Giquel .Ángel Gutiérrez. Foto de Yolanda López.

El dúo formado por Ofelia y Angel no deja indiferente a ninguna persona que les conoce. Se definen, utilizando sus propias palabras, como un crisol alquímico, un binomio inquebrantable, en busca de la piedra filosofal, donde ella es la visión estratégica y él pone el toque filosófico. Ya se pueden imaginar ustedes lo especial que es el proyecto creado por ambos y que les voy a mostrar a continuación, que defino como único y mágico por muchos motivos, pero sobre todo porque conecta con la esencia más íntima de las personas.

Preguntados sobre cual fue el motor que les impulsó a crear el Proyecto “El Huerto del Castillo” como una escuela de naturaleza y filosofía, ambos me contestan, que se encuentra en el placer de educar de una manera concreta, de una forma muy poco o nada desarrollada en el mundo virtual en el que nos han acostumbrado a movernos, como es enseñando desde un modelo educativo centrado exclusivamente en la persona, de manera que se formen chavales que puedan pensar por sí mismos, que asuman su propio destino, enseñando a través de la creatividad, enseñando a preguntar y a sacar lo que cada ser individualmente lleva dentro, que es único, para llevar una vida plena en todos los sentidos.

Ambos vienen de una trayectoria profesional muy larga como profesores en la Universidad, donde como educadores trabajaban bajo unas reglas impuestas. Estas normas, me cuentan tanto Ofelia como Angel que están ahí no solo en la universidad, sino en educación en general, incluso desde la primera etapa infantil. En su experiencia como educadores en la Universidad privada se han quedado con la parte más positiva, la de conectar con la esencia de sus alumnos, a pesar de que no les quedó más remedio que transmitir sus conocimientos bajo unos parámetros universales y globales impuestos, donde el modelo establecido no deja individualizar la enseñanza, donde la educación está centrada no en el alumno sino en el cliente y este modelo no funcionaba como la manera de pensar de ninguno de ellos.
(más…)

Etiquetas:
2 Comentarios
  • Que alegría saber de ti Ofélia soy Carmen profesora de la UEM, soy colombiana profe de Tecnología de la Información Escrita por los años 2000 al 2006, de Periodismo Especializado.

    Tu proyecto me parece de sueño, increíble que haya encontrado el “Huerto del Castillo”. Tus propuestas pedagógicas forman al alumno en otras competencias y valores que la educación reglada cada vez olvida más, los alumnos ante todo deben ser personas felices.

    Me encantaría verte…. bss

    • !! Qué ilusión !! Madre mía cuanto tiempo ha pasado…Es cierto, es un proyecto precioso. Necesitaba trabajar ahora con niños…. Hemos podido comprobar lo felices que están y lo que aprenden en sesiones como estas y estamos encantados de haber tomado esta decisión de emprender y crear algo diferente. Me encantaría verte ….toma nota de donde estamos y si vienes por aquí ,estaré encantada de volver a verte ! Un beso muy grande ..

Deja un comentario

24 Septiembre 2015

Emprender a los 50 años y en un entorno rural.

Emprender a los 50 años y en un entorno rural es posible ……

“El Huerto del Castillo”.

 

Ofelia Giquel y Ángel Gutiérrez. Foto de Yolanda López.

Ofelia Giquel y Ángel Gutiérrez.Foto de Yolanda López.

 

Emprender con cincuenta años, en un entorno rural y una tasa de paro local de más del 50% de la población activa, es el reto al que nos enfrentamos hace tres meses, tras decidir que teníamos  que hacer algo para poner en marcha un Proyecto Educativo Innovador que llevábamos pensando desde hace unos años.

EL HUERTO DEL CASTILLO. ESCUELA DE NATURALEZA Y FILOSOFÍA es una iniciativa empresarial con unas señas de identidad propias: dos educadores de más de cuarenta años, que hemos decidido conjugar nuestra vocación educativa y nuestra pasión por la naturaleza para poner en marcha este proyecto .

Está pensado como actividad extraacadémica complementaria programada por los colegios e institutos en horas lectivas, para que los niños y los jóvenes estudiantes puedan seguir aprendiendo materias como Historia, Geografía, Ciencias Naturales.. con un enfoque diferente, en contacto con la naturaleza, utilizando los cinco sentidos, sin tecnología, en un espacio único, recreativo y cultural, que se extiende a los pies de un castillo.

Defendemos  la idea de recuperar la naturaleza como fuente de estímulo e inspiración para los niños,  “tenemos que aprender a mirar y escuchar, potenciar la imaginación creadora en contacto con la tierra, hacer que la climatología sea una aliada, el sol, la lluvia o el viento deben hacernos descubrir los pequeños mundos que se ocultan ante nuestros ojos”, por ello, todas las actividades son estacionales y, dependiendo del momento del año, se desarrollarán talleres específicos.

Emprender no es fácil, hay demasiados condicionamientos, pero nosotros queríamos dar un paso más en la enseñanza y teníamos claro el modelo a seguir, pero es evidente que esto no es sencillo, cuando nos sentamos a valorar nuestra situación entendimos que la idea era potente, que teníamos la formación y la experiencia pero nuestros recursos físicos y económicos eran limitados, dicho sea de paso, es el problema de muchos emprendedores, por ello, optamos por minimizar la inversión y reutilizar instalaciones que teníamos a nuestro alcance, a partir de esta primera reflexión surge el proyecto El Huerto del Castillo.

El lugar elegido han sido unas pequeñas fincas que compramos hace 10 años en un enclave de la Sierra Oeste de Madrid Fresnedillas de la Oliva. Los municipios de esta comarca tienen un déficit de tejido empresarial propio y propuestas como ésta favorecen la competitividad en un entorno privilegiado y que necesita explorar todas las vías posibles de rentabilización de sus recursos. “Nuestro objetivo es crear cinco puestos de trabajo para parados de larga duración y mayores de 45 años vecinos del Municipio de Fresnedillas de la Oliva y contribuir al descenso del paro en un Municipio, donde la tasa de desempleo es del 50,76 %. “

Para conocernos mejor y poder contactar con nosotros para programar talleres y cursos os  recomendamos  una visita a nuestra  web y el blog : www.elhuertodelcastillo.com .Ofelia@elhuertodelcastillo.comTf: 647766560.

 

 

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Huerto Escuela en la Sierra de Madrid- Educación Medioambiental en la Sierra de Madrid- Escuela al Aire Libre en la Sierra de Madrid -Proyecto de Innovación Educativa en la Sierra de Madrid- Actividades Extraescolares en la Sierra de Madrid- El Huerto Escolar en Fresnedillas de la Oliva- Escuela de Naturaleza y Filosofía. Escuela El Huerto del Castillo en la Sierra de Madrid- Ecológico en Fresnedillas de la Oliva-Competencias Profesionales aplicadas a Primaria, Secundaria y Bachillerato-Emprendimiento para alumnos de Primaria-Emprendimiento para alumnos de Secundaria-Emprendimiento para alumnos de Bachillerato-Trabajo en Equipo- Gestión del Talento-Filosofía para Niños-Formación y Orientación Laboral para alumnos de Bachillerato-Formación de Profesores en Emprendimiento en el Aula.

Desarrollado con Bokeh Pro para WordPress