26 Mayo 2016

Colegio Felipe II de El Escorial.

Todo es igual pero todo es diferente, podría parecer que compartir un día con escolares de una misma edad podría convertirse en un patrón repetitivo, nada más lejos de la realidad….

La semana pasada nos visitó el colegio Felipe II de El Escorial. Todos alumnos de 1º de primaria, pero como eran muchos niños y nuestros talleres tienen objetivos concretos y personalizados, decidimos que era mejor repartirlos en tres grupos y en tres días diferentes.

Foto grupo 3

Primero A

Foto Grupo 2

Primero C

Foto del Grupo

Primero B

Como os decíamos todo es diferente….

Cada clase nos aportó un matiz, un recuerdo que saborear y del que sacar conclusiones. Primero tuvimos que hablar con los profesores responsables de cada grupo para intentar adaptar los talleres a las dinámicas de los alumnos.

Para nosotros resultaba muy interesante que los niños interactuaran con continuidad, no podemos olvidar que eran alumnos de 1º y el recurso de la práctica y el juego resulta inigualable a la hora de poder centrar objetivos de aprendizaje y obtener resultados.

Nos llamó la atención el relativo orden con el que se movían, preguntaban y….se sorprendían de una exigencia que pusimos en común para todas las clases: ¡ensuciarse un poquito!

Plantando semillas

Plantando semillas y preparando la tierra.

Plantando semillas y realizando el trasplante de un tomate.

Trasplantando el Tomate.

Es curioso pero a los niños les costaba entender que podían y debían ¡mancharse las manos! para poder finalizar las actividades, tened en cuenta que llevaron a cabo siembras, reconocimiento de plantas en el huerto ( hay que arrodillarse…), plantaciones, trasplantes….la ayuda de los profesores, como siempre, resultó fundamental para que se olvidaran por un rato de sus normas relativas a la limpieza y se lanzaran a experimentar sin ataduras.

Este detalle nos hizo reflexionar sobre la importancia de que un proyecto como el nuestro, seguimos pensando que somos el complemento ideal para los docentes. Enseñar a los alumnos a oler, tocar, sentir, escuchar en un espacio compartido y que quiere ser explorado es una palanca más en el camino de las personas que serán.

Las gymkanas fueron diferentes para todos ellos, pero siempre perseguimos los mismos objetivos, que se sientan parte de un grupo, que colaboren, que se organicen, que asuman roles diferentes a los cotidianos.

Niña cumplimentando la sopa de letras.

Cumplimentando la sopa de letras.

Preparando Gymkana

Preparando Gymkana

Trabajando en la mesa.

Inventando una adivinanza.

Leemos las pruebas de la Gymkana

Leyendo las pruebas de la Gymkana

Casi de manera habitual es en el proceso de retroalimentación que tenemos al final de cada gymkana cuando los alumnos entienden el porqué no han conseguido finalizar las pruebas. Nosotros insistimos en pensar con ellos en ausencia de competitividad, no es una cuestión de ganar, compartimos, colaboramos, respetamos y nos organizamos ¿hemos sido capaces? ahí aportamos nosotros nuestras conclusiones y los alentamos a reforzar o no determinadas actitudes.

Siempre es agradecido por ellos este tiempo dedicado al diálogo y la puesta en común de lo que pensamos.

Decía que el objetivo no es ganar, sino completar las pruebas pues todos tienen el mismo premio, el más anhelado desde que cruzan la entrada al Huerto: Visitar y hacerse una foto en le Castillo.

Sin lugar a dudas, si tuviéramos que hacer un resumen del momento en el que sin excepción todos y cada uno de los niños que nos han visitado han esbozado una gran sonrisa, sin distinciones, profesores incluidos, ésta ha sido la visita al Castillo.

En el castillo

En el castillo

Foto arriba del Castillo.

En la cima del Castillo.

Subiendo al castillo

Esperando impacientes a subir al Castillo.

En el descanso

En el recreo.

En fin, nosotros vamos a seguir trabajando para que todo sea igual pero diferente…

Deja un comentario

Huerto Escuela en la Sierra de Madrid- Educación Medioambiental en la Sierra de Madrid- Escuela al Aire Libre en la Sierra de Madrid -Proyecto de Innovación Educativa en la Sierra de Madrid- Actividades Extraescolares en la Sierra de Madrid- El Huerto Escolar en Fresnedillas de la Oliva- Escuela de Naturaleza y Filosofía. Escuela El Huerto del Castillo en la Sierra de Madrid- Ecológico en Fresnedillas de la Oliva-Competencias Profesionales aplicadas a Primaria, Secundaria y Bachillerato-Emprendimiento para alumnos de Primaria-Emprendimiento para alumnos de Secundaria-Emprendimiento para alumnos de Bachillerato-Trabajo en Equipo- Gestión del Talento-Filosofía para Niños-Formación y Orientación Laboral para alumnos de Bachillerato-Formación de Profesores en Emprendimiento en el Aula.

Desarrollado con Bokeh Pro para WordPress